¿que es la personalidad?

¿Qué es la personalidad?

¿Cómo eres tú como persona? ¿Te conoces a ti mismo? ¿Existen aspectos de tu personalidad inconscientes? ¿Cuáles son las virtudes y defectos de tu forma de ser? Estas y otras preguntas son fáciles de formular pero difíciles de responder porque tratan de las cualidades psíquicas y afectivas que condicionan la conducta de una persona y la distinguen de las demás.El ser humano vive condicionado y programado desde su nacimiento. Su propia estructura genética, la educación que recibe y la realidad social que le presiona así lo confirman. Sin embargo, a pesar de esta triple programación, existe una porción de libertad que le permite modificar su propia vida.

Los seres humanos son psicólogos aficionados desde que desarrollan la conciencia y el sentido del yo. En la vida diaria, observamos a otras personas, formulamos ideas sobre sus características psicológicas y los motivos de su comportamiento y realizamos predicciones sobre su conducta para ajustarla a la nuestra.

La psicología de la personalidad intenta describir, clasificar y explicar los elementos constantes del funcionamiento psicológico humano, y así, podemos saber a qué atenernos respecto a las acciones de otras personas.

Los psicólogos de la personalidad pretenden explicar por qué las personas se comportan como lo hacen y aunque todavía existen muchos interrogantes sin desvelar, se preguntan: ¿qué es la personalidad?, ¿qué variables internas (rasgos, cogniciones, expectativas) o situacionales son las más importantes en su constitución?, ¿cómo se desarrolla a lo largo del ciclo vital de cada individuo?, ¿qué es lo normal y anormal en la personalidad?

Etimología del término persona

El término personalidad procede del vocablo latino persona, que deriva del griego prosopon, cuyo significado es <<máscara>>, aquella que utilizaban los actores en el teatro clásico. Cómo la máscara asumida por el actor, el término persona sugería una pretensión de apariencia, es decir, la aspiración de poseer unos rasgos distintos de los que caracterizan realmente a la persona que hay detrás de la máscara.

En Roma, en el siglo I, Cicerón utilizó el término persona con cuatro sentidos diferentes que subyacen a los múltiples significados otorgados actualmente.

  • La imagen que ofrecemos ante los demás (no como uno es en realidad).
  • El papel que el comediante tiene en la obra y que nosotros representamos en la vida.
  • La interacción de las cualidades del individuo orientadas a la acción (en este sentido se basan algunas definiciones psicológicas).
  • Como sinónimo de prestigio y dignidad. En esta acepción se basa la consideración común y es la que predomina en la actualidad.

Con frecuencia, el término personalidad se asocia con un criterio de atractivo social. Se cree que un individuo tiene personalidad si posee algunas cualidades que los demás admiran o elogian. Ser educado, tener atractivo físico, simpatía o talento pueden ser los factores determinantes de este criterio.

Temperamento, carácter y personalidad

La personalidad es un prisma de múltiples caras que comienza a formarse en la infancia y se desarrolla poco a poco, hasta lograr que nuestra conducta sea estable y consistente.

A veces, la personalidad se confunde con dos términos relacionados con ella: el temperamento y el carácter. Aunque en el lenguaje cotidiano las tres palabras poseen un significado similar, es necesario hacer algunas precisiones terminológicas.

El temperamento es nuestra herencia biológica, representa la influencia de la naturaleza física codificada y, por tanto, es difícil de cambiar o modificar.

Theodore Millon lo describe como <<el material biológico en bruto desde el cual la personalidad finalmente emerge. Se puede decir que incluye el sustrato neurológico, endocrinológico y bioquímico desde el cual la personalidad comenzará a formarse>>

El carácter se refiere a las características adquiridas durante nuestro crecimiento y supone cierto grado de conformidad con las normas sociales.

Según Millon, <<el carácter puede ser considerado como la adherencia de la persona a los valores y las costumbres de la sociedad en que vive>>. El carácter se forma desde la infancia y permanece siempre permeable a los influjos externos.

La personalidad es la conjunción del temperamento y el carácter en una única estructura, y puede describirse como un patrón complejo de características psicológicas que expresamos en todas nuestras acciones.

El psicólogo Gordon Allport define la personalidad como <<la organización dinámica, dentro del individuo, de aquellos sistemas psicofísicos que determinan su conducta y su pensamiento característicos>>. Esta definición significa que la personalidad representa un patrón profundamente incorporado de rasgos cognitivos, afectivos y conductuales manifiestos, que persisten durante largos periodos de tiempo y son relativamente resistentes a la extinción.

No debemos confundir la personalidad conla fuerza para imponer un determinado criterio, la capacidad de convicción o la poca flexibilidad frente a las opiniones de los demás. Esta concepción es equívoca, porque cada uno tiene su personalidad y aunque existen individuos con rasgos concretos y distinguibles, otros tienen características más sutiles y desdibujadas.

Características de la personalidad

Llamamos personalidad al conjunto de cualidades y defectos que nos hacen únicos. ¿Qué características podemos atribuir a la personalidad?

  1. No tiene una existencia real, se infiere a partir de la conducta de los individuos. Es un constructo psicológico, que nos permite ordenar la experiencia y predecir el comportamiento en situaciones específicas.
  2. Es la forma habitual de comportamiento de una persona. Comprende tanto la conducta manifiesta, como su experiencia privada. No es la suma de conductas aisladas, sino que implica la globalidad del comportamiento.
  3. Se produce por la interacción de la herencia genética y el ambiente del individuo, por el aprendizaje social y las experiencias personales. Recuerda que nacemos para ser nosotros mismos, no lo que quieran los demás.
  4. La personalidad se desarrolla y cambia a lo largo de la vida. Determinados periodos de la existencia, como la pubertad y la menopausia, son sensibles a estos cambios, porque se producen transformaciones biológicas y psicológicas.
  5. Es individual y social. Somos iguales pero también distintos y nuestra tarea es alcanzar el equilibrio entre lo que nos une y lo que nos diferencia. Cada persona es única e irrepetible, pero como actores en el escenario del mundo, debemos superar los intereses mezquinos de concepciones racistas.
  6. La autonomía personal es una vieja aspiración del ser humano. Es la capacidad del individuo de afrontar su propia existencia, a pesar de las dificultades que encontrará en el camino. Cada ser humano debe cuidar sus ideas, conocer sus sentimientos y emociones y establecer su propia escala de valores.
Comparte:
Facebook
Google+
https://www.clinicakahlo.mx/blog/que-es-la-personalidad/
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *