¿Que es el estrés y por qué tengo?

La vida sin estrés sería muy aburrida, no habría desarrollo personal ni científico. Un poco de estrés es necesario y demasiado puede ser nefasto, especialmente si no sabemos cómo afrontarlo.

Una persona tiene estrés cuando afronta situaciones que implican demandas conductuales difíciles de realizar. Algunas situaciones estresantes pueden ser: <<me presentan a una persona que me atrae y no sé qué decirle>>; <<tengo un examen la semana que viene y no sé si podré prepararlo>>; <<tengo que hablar en público y no me atreveré>>, etcétera.

Causas y consecuencias del estrés

El estrés surge cuando el organismo realiza un sobre-esfuerzo para contrarrestar el desequilibrio inducido por alguna amenaza que altera su normal funcionamiento.

Causas

Cualquier situación con estas características puede originar estrés:

  • Incertidumbre: alguien no sabe qué pasará en el futuro, y sospecha que puede existir algún peligro, por ejemplo, cuando un médico dice a su paciente que existe un 50 por 100 de posibilidades de que el tumor extirpado se reproduzca.
  • Cambio: adaptarse a una nueva situación, como cambiar de ciudad.
  • Falta de información: sentirse indefenso y no saber qué hacer, si trabajar o ir a la universidad.
  • Sobrecarga de los canales de procesamiento: no podemos controlar toa la información que nos llega, debido a las diversas actividades que realizamos.
  • Falta de conductas o habilidades para afrontar y manejar una situación imprevista, como tener una enfermedad crónica

Consecuencias

El estrés puede cambiar la homeóstasis corporal, el estado emocional de la persona o su actividad cognitiva y desencadenar alteraciones fisiológicas, cognitivas o emocionales:

  • Alteración fisiológica: el estrés produce hiperactividad del sistema nervioso.
  • Alteración emocional: sensaciones de irritabilidad, culpabilidad, ansiedad y depresión.
  • Alteración cognitiva: disminuye la atención a la tarea que se lleva a cabo, la memoria se vuelve olvidadiza, los pensamientos se tiñen con evaluaciones negativas y afecta a las decisiones que se toman.
  • La vulnerabilidad al estrés varía de un individuo u otro. Ahora sabemos que si una persona se ve obligada a afrontar agresiones crónicas puede adquirir progresivamente esta debilidad.

Conceptualización del estrés

El estrés ha servido tanto para designar el estímulo que lo desencadena como la respuesta del organismo o los efectos producidos como consecuencia de la exposición repetida a situaciones estresantes.

Thomas Holmes y Richard Rahe conciben el estrés como un estímul o acontecimiento vital que exige al individuo cambiar su modo de vida y realizar conductas de ajuste para afrontar la situación.

Sin embargo, Hans Selye considera el estrés como una respuesta fisiológica cuyas características son: respiración rápida, aceleración del ritmo cardíaco, mayor tensión muscular, sudoración, etc. Si la activación fisiológica sobrepasa la resistencia del organismo, bien por su intensidad o duración, puede producir agotamiento.

Recientemente, Richard Lazarus y Susan Folkman (Estrés y procesos cognitivos) rechazan calificar el estrés como un estímulo (las personas reaccionan de forma distinta a los sucesos estresantes) o como una respuesta fisiológica, por que la competición deportiva profesional produce mayor actividad del SNA y no se vive como estresante.

El estrés es algo más que una respuesta fisiológica. Estos psicólogos atribuyen más valor a los procesos cognitivos que intervienen entre los sucesos ambientales y las respuestas fisiológicas que producen. Los acontecimientos estresantes (piensa en un examen) pasan por tres fases:

  • Fase de anticipación: el sujeto se prepara para el suceso, piensa en cómo será y en las consecuencias.
  • Fase de espera: cuando el estresor llega, la persona hace esfuerzos por afrontarlo.
  • Fase de resultado: la persona evalúa si ha sido un éxito o un fracaso y tiene los sentimientos correspondientes de alegría o tristeza.

En el desarrollo de este proceso R. Lazarus y S. Folkman resaltan dos conceptos:

  • La evaluación cognitiva: la persona valora si el estresor es relevante o no para su bienestar. Un atleta tiene que evaluar los recursos y estrategias de que dispone para competir en una prueba.
  • Respuestas de afrontamiento: son los esfuerzos cognitivos, emocionales y conductuales que una persona realiza para manejar el estresor. Tiene dos funciones: librarse de las consecuencias negativas del suceso estresante o cambiar la situación estresante.

Psicología

José Ignacio Alonso

Comparte:
Facebook
Google+
https://www.clinicakahlo.mx/blog/que-es-el-estres-y-porque-tengo/
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *