Expectativas que construyen realidades

Cuando las personas esperan un hijo, sea adoptado o biológico, comienzan a configurar en su mente un esquema, una representación interna de lo que se espera de esa pequeña semilla que va a llegar al mundo. Muchos padres desean que sea hombrecito y le guste el fútbol; la abuela espera que sea niña para poder comprarle muchos vestidos y moños; la madre sigue todos los métodos que leyó en internet para poder concebir niña: dieta rica en magnesio y calcio, por ejemplo, o tener relaciones sexuales 12 horas después de la ovulación, que sea ella quien tome la iniciativa del encuentro erótico, etcétera. Estos bebés están por entrar en un mundo donde incluso antes de existir ya se espera que sean, hagan y sientan de determinada forma.

Continúa leyendo Expectativas que construyen realidades